Las ventajas saludables de vivir cerca del mar de la Costa Azahar todo el año.

Las ventajas saludables de vivir cerca del mar de la Costa Azahar todo el año.

Dicen que solo quien ha vivido cerca del mar conoce la parte dulce de la sal… Y el Mediterráneo es el lugar perfecto para ello. ¿Quieres conocer las ventajas de vivir en la playa y tener vistas al mar todo el año?  compartimos contigo algunos de sus beneficios.

El Mediterráneo, la mejor terapia

Muchos personas sueñan con cambiar de aires y tener un rincón asegurado en el paraíso Mediterráneo. Algunos llegan con la intención de buscar un sitio de vacaciones para comenzar desde cero, mientras que otros lo hacen para mejorar su salud. ¿Lo mejor? En ambos casos, siempre hay ventajas a la hora de vivir frente al mar.

El impacto positivo del mar en la salud

Vivir frente al mar es recomendable para rebajar la tensión arterial. La presión atmosférica es mayor, por lo que el aire contiene una mayor cantidad de oxígeno. Esto se traduce en un mejor control de la frecuencia cardiaca y las glándulas exocrinas y endocrinas.

El aparato locomotor también mejora: los paseos en la playa ayudan a combatir las enfermedades reumáticas y la retención de líquidos.

El sistema inmune se refuerza por el conjunto de la mejoría física y emocional. El estilo de vida sosegado del Mediterráneo ayuda a dejar de lado los problemas y disfrutar lo realmente importante, además del gran aporte de vitamina D que nos ofrece el poder disfrutar del sol casi los 365 días del año.

Ventajas de vivir en las playas de Benicasim.

Con más de 6 kilómetros de costa, las playas de Benicasim son el lugar para venir…¡ y quedarse!.  Porque quien viene, repite.

El perfil costero de Benicasim es el mejor paradigma del Mediterráneo. Donde la brisa suave del mar, el agua cálida y los paseos interminables al borde del mar, en pleno casco urbano, son la mejor garantía para disfrutar la vida con los 5 sentidos. Porque la vida está para eso.

Pero no solo eso, Benicasim se encuentra en el entorno inigualable de Castellón. Aquí podrás perderte en sus paraísos naturales salvajes, hacer senderismo hasta el pico de una montaña dominada por un Castillo, disfrutar la gastronomía a pie de playa o, incluso, darlo todo en sus festivales de música.

Ya sea para disfrutar el día y la noche salvaje o perderse en la naturaleza, Benicasim es el mejor punto de partida para saborear la vida en Castellón. Con una mezcla de magia mediterránea y medieval, Benicasim es sin duda el lugar para comenzar una nueva vida.