Vinaròs fue la pionera en esta iniciativa ‘pet friendly’ abriendo su Playa Aguaoliva a las mascotas, pero su ejemplo a cundido en municipios como en la vecina Benicarló, AlcossebreOrpesa y Moncofa. Destacar también que en otras poblaciones como Benicàssim o Castelló también disponen de estos espacios para mascotas.

En lo que respecta a la capital de la Plana, en la playa de El Pinar se puede entrar con perro desde octubre hasta marzo, con un espacio de esparcimiento para los perros de 3.500 metros cuadrados con duchas para los animales, bebedero, dispensador de bolsas para excrementos y papeleras. Además, se han colocado paneles con la descripción de las normas de utilización, como el horario, que se ha establecido entre las 7.00 y las 23.00 horas, y la necesidad de que se respete una zona de paso de cuatro metros desde la orilla para compatibilizar el uso por parte del resto de los usuarios de la playa. En Benicàssim, por su parte, los canes pueden acceder a las playas en temporada baja, desde el 1 de noviembre hasta el 1 de marzo.

 

Imagen de La Renegà, con un peludo 'bañista'.

Playa El Barranquet (Benicarló): Situada en la costa sur de la localidad y habilitada en junio de 2019, es la única playa canina de arena de la provincia de Castellón. Se encuentra cerca del casco urbano, y tiene una longitud de unos 300 metros, justo en la desembocadura del Barranquet.
Benicarló, una de las localidades de la provincia que cuentan con dos playas 'pet friendly' durante todo el año.

Benicarló, una de las localidades de la provincia que cuentan con dos playas ‘pet friendly’ durante todo el año. MEDITERRÁNEO

 

Playa Aguaoliva, en Vinaròs y Benicarló: Fue la primera que apareció en la provincia. Un barranco parte la playa y la divide en los términos municipales de Vinaròs y Benicarló, pero en ambos puntos está permitido el acceso de los canes, pues se ha acondicionado la zona para el disfrute con tus mascotas durante todo el año. Piden, como es lógico, y como sucede en el resto de playas, que se recojan los excrementos de los animales, que los perros peligrosos lleven bozal y que se utilicen las papeleras para tirar los residuos.

La playa Aiguaoliva fue la primera apta para perros de Castellón.

La playa Aiguaoliva fue la primera apta para perros de Castellón. XAVIER FLORES

 

Playa l’Estany, en Punta Capicorb, Alcossebre: Se estrenó también en el año 2016 en la zona de playa del sur de la localidad. Dispone de buenos accesos y cuenta con una zona de aparcamientos.
La cala Llanetes, un seguro para los amantes de los animales en la provincia.